Información sobre la Alopecia de Tracción

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
La pérdida de cabello causada por tirones demasiado apretados se conoce con el nombre de Alopecia de Tracción.

La pér­di­da de cabe­llo tam­bién pue­de ser cau­sa­da por algu­nos fac­to­res exter­nos como el tirón del cabe­llo. La pér­di­da de cabe­llo cau­sa­da por tiro­nes dema­sia­do apre­ta­dos se cono­ce con el nom­bre de Alopecia de Tracción. El artícu­lo des­cri­be la enfer­me­dad y su for­ma agu­da y cró­ni­ca.

La alo­pe­cia por trac­ción es cau­sa­da por la trac­ción cró­ni­ca (tirón) en el folícu­lo pilo­so. La alo­pe­cia por trac­ción ocu­rre prin­ci­pal­men­te en muje­res y hom­bres afro­ame­ri­ca­nos que se tren­zan el cabe­llo con dema­sia­da fuer­za. También es común en otros gru­pos étni­cos cono­ci­dos por sus pei­na­dos tra­di­cio­na­les que impli­can tirar del cabe­llo.

También se obser­va una pro­nun­cia­da alo­pe­cia de trac­ción en la zona de la bar­ba de este hom­bre sij. Los hom­bres sijs no cor­tan el cue­ro cabe­llu­do ni la bar­ba. Los pelos de la bar­ba se tiran rec­tos y lue­go se tuer­cen y anu­dan fuer­te­men­te. El anu­da­do dia­rio a menu­do resul­ta en esta for­ma de alo­pe­cia de trac­ción.

Los hom­bres que fijan los pos­ti­zos a su cabe­llo exis­ten­te tam­bién sufren de este tipo de pér­di­da de cabe­llo. La alo­pe­cia por trac­ción en estos casos tam­bién pue­de lle­var a la pér­di­da per­ma­nen­te del cabe­llo si el pos­ti­zo se colo­ca en el mis­mo lugar duran­te un lar­go perío­do de tiem­po.

Si deja­mos de lado los ejem­plos de gru­pos étni­cos, la alo­pe­cia por trac­ción ocu­rre con más fre­cuen­cia en preado­les­cen­tes, ado­les­cen­tes y adul­tos jóve­nes, que en hom­bres y muje­res mayo­res.

Es un esta­do muy des­afor­tu­na­do que los esti­los y modas de cabe­llo y los méto­dos de pei­na­do están cau­san­do cal­vi­cie y pér­di­da de cabe­llo entre las gene­ra­cio­nes más jóve­nes de hoy. La pér­di­da de cabe­llo en todos estos casos se debe prin­ci­pal­men­te a la alo­pe­cia por trac­ción. La pér­di­da de cabe­llo es cau­sa­da por el tirón y la rotu­ra del cabe­llo a lar­go pla­zo debi­do al tren­za­do muy apre­ta­do del cabe­llo, los teji­dos del cabe­llo y las mechas de maíz.

El uso exce­si­vo de ayu­das para el pei­na­do, tales como riza­do­res de pelo con espon­ja o riza­do­res de pelo, tam­bién pue­de pro­mo­ver la alo­pe­cia por trac­ción. La alo­pe­cia por trac­ción a menu­do se mani­fies­ta como par­ches dis­tin­tos de pér­di­da de cabe­llo en aque­llas áreas en las que el cabe­llo y los folícu­los pilo­sos han esta­do some­ti­dos a una ten­sión exce­si­va. La pér­di­da de cabe­llo pue­de ocu­rrir en cual­quier par­te del cue­ro cabe­llu­do depen­dien­do de la natu­ra­le­za del pei­na­do o pro­ce­so que está cau­san­do la alo­pe­cia por trac­ción. La alo­pe­cia por trac­ción pro­lon­ga­da pue­de lle­var a la cica­tri­za­ción del nue­vo folícu­lo pilo­so y a la pér­di­da per­ma­nen­te del cabe­llo.

La alo­pe­cia por trac­ción es una cau­sa muy común de pér­di­da tem­po­ral de cabe­llo. Típicamente, la alo­pe­cia de trac­ción en las pri­me­ras eta­pas impli­ca que los folícu­los pilo­sos afec­ta­dos son empu­ja­dos al esta­do de repo­so teló­geno jun­to con un trau­ma­tis­mo loca­li­za­do en los folícu­los pilo­sos como resul­ta­do de la extrac­ción for­zo­sa de las fibras capi­la­res.

La alo­pe­cia por trac­ción es rever­si­ble si se diag­nos­ti­ca en las pri­me­ras eta­pas. La pér­di­da per­ma­nen­te de cabe­llo pue­de ocu­rrir dema­sia­do len­ta­men­te para su detec­ción inme­dia­ta. La pér­di­da de cabe­llo se pro­du­ce a menu­do en la par­te delan­te­ra, y la línea del cabe­llo, pero tam­bién está suje­ta a la zona adya­cen­te inme­dia­ta a don­de el cabe­llo está sien­do tira­do y daña­do.

Un tra­ta­mien­to efec­ti­vo es sim­ple­men­te evi­tar el pei­na­do que pone ten­sión exce­si­va en el cabe­llo. Incluso con la eli­mi­na­ción de la cau­sa de la alo­pe­cia de trac­ción, pue­de tomar has­ta tres meses para que el vello se recu­pe­re. Es posi­ble que las áreas del cue­ro cabe­llu­do some­ti­das a a alo­pe­cia cró­ni­ca por trac­ción nun­ca se recu­pe­ren por com­ple­to.

La alo­pe­cia por trac­ción es gene­ral­men­te una for­ma de pér­di­da de cabe­llo que no deja cica­tri­ces ni es infla­ma­to­ria, aun­que el uso a lar­go pla­zo de esti­los de cabe­llo que invo­lu­cran trac­ción duran­te 3 o más años pue­de resul­tar en un infil­tra­do de célu­las inmu­nes leve y daño irre­ver­si­ble por cica­tri­za­ción en algu­nos folícu­los pilo­sos. Cualquier for­ma de alo­pe­cia cró­ni­ca de trac­ción lle­va­rá final­men­te a fibro­sis alre­de­dor de los folícu­los pilo­sos y a la des­truc­ción total de algu­nos folícu­los pilo­sos. Una vez des­trui­dos, los folícu­los pilo­sos no vol­ve­rán a cre­cer bajo nin­gu­na cir­cuns­tan­cia, por lo que la alo­pe­cia cró­ni­ca por trac­ción pue­de des­cri­bir­se como una alo­pe­cia cica­tri­cial cica­tri­zan­te.

La alo­pe­cia por trac­ción per­ma­nen­te no res­pon­de al tra­ta­mien­to médi­co como el mino­xi­dil o la finas­te­ri­da debi­do a la natu­ra­le­za no gené­ti­ca de la pér­di­da de cabe­llo. La úni­ca mane­ra de tra­tar la alo­pe­cia por trac­ción es con tras­plan­tes de cabe­llo. El injer­to de uni­da­des foli­cu­la­res capi­la­res ha sido iden­ti­fi­ca­do como la úni­ca solu­ción prác­ti­ca para el tra­ta­mien­to de la alo­pe­cia por trac­ción. El núme­ro de pacien­tes con alo­pe­cia de trac­ción que acu­den a las clí­ni­cas de tras­plan­te capi­lar está aumen­tan­do en gene­ral y el tra­ta­mien­to les está pro­por­cio­nan­do una bue­na res­pues­ta.

Hinterlassen Sie einen Kommentar

Tragen Sie sich in unseren Newsletter ein.