Pérdida de cabello femenino: 5 consejos para lidiar con la pérdida de cabello femenino.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Weiblicher Haarausfall: 5 Tipps für den Umgang mit weiblichen Haarausfall.

Hoy cabello, mañana ninguno — Pérdida de cabello femenino

5 consejos para lidiar con la pérdida de cabello femenino.

Hace cin­co años, sólo 10 días des­pués del naci­mien­to de mi hija, vol­ví a usar mi ropa antes del emba­ra­zo.

No era algo en lo que esta­ba tra­ba­jan­do o pen­san­do. Si estás uti­li­zan­do un orde­na­dor por­tá­til o una tablet, inten­ta mover­te a otra ubi­ca­ción e intén­ta­lo de nue­vo.

Pero, mi cabe­llo no se me cayó, me per­dí el pelo como mecho­nes.

Aunque se men­cio­nó en los diver­sos libros de emba­ra­zo y sitios web de emba­ra­zo que muchas muje­res sufren de pér­di­da de cabe­llo poco des­pués del naci­mien­to, mi pér­di­da de cabe­llo no era tan típi­ca. Perdí tan­to pelo a la vez que el dre­na­je en mi ducha obs­trui­do cada vez.

Mi pelu­que­ra de toda la vida dijo que mi pér­di­da de cabe­llo en todos los años que ha esta­do en esta pro­fe­sión, y en la que ha teni­do varias madres nue­vas como clien­tes, fue la peor pér­di­da de cabe­llo feme­nino que ha vis­to. Incluso mi mari­do, que en el pasa­do nun­ca se dio cuen­ta cuan­do me cor­ta­ron el pelo, notó que mi cabe­llo “se veía dife­ren­te”.

En resu­men, pro­ba­ble­men­te he per­di­do más de un ter­cio de mi cabe­llo.

A pesar del hecho de que mi cabe­llo siem­pre había sido fino y rela­ti­va­men­te del­ga­do, toda­vía tenía mucho de él. Ver estos gran­des mecho­nes de pelo en la ducha, en mis almoha­das y en el sue­lo no sólo era per­tur­ba­dor, sino fran­ca­men­te depri­men­te.

Aunque tra­té de res­tar impor­tan­cia dicien­do que esto pro­ba­ble­men­te sólo era tem­po­ral, y recor­dán­do­me que mi nue­vo bebé era mucho más impor­tan­te que mis pro­ble­mas de cabe­llo, sí impor­ta­ba. Aunque mi cabe­llo final­men­te vol­vió a cre­cer, les tomó más de un año que se vie­ran nor­ma­les de nue­vo.

Cuando inves­ti­qué mi tipo par­ti­cu­lar de pér­di­da de cabe­llo, me di cuen­ta de que no esta­ba solo con este pro­ble­ma. La pér­di­da de cabe­llo feme­nino afec­ta a muchas muje­res, inclu­so a aque­llas que nun­ca han dado a luz.

Mientras que muchos pien­san que la pér­di­da de cabe­llo feme­nino sólo afec­ta a aque­llos que se some­ten a qui­mio­te­ra­pia o toman cier­tos medi­ca­men­tos para el cán­cer u otras enfer­me­da­des, alre­de­dor del 40 por cien­to de las muje­res sufren de pér­di­da de cabe­llo a medi­da que enve­je­cen. Mucha gen­te inclu­so expe­ri­men­ta una “cal­vi­cie feme­ni­na”, que, como su nom­bre indi­ca, se ase­me­ja a la cal­vi­cie mas­cu­li­na.

Aunque hay muchas razo­nes para la pér­di­da de cabe­llo, la gran mayo­ría de la enfer­me­dad se pue­de atri­buir a dos cosas: hor­mo­nas y gené­ti­ca. (En mi caso, mi pér­di­da de cabe­llo fue cau­sa­da por el pri­me­ro).

Hay algu­nas cosas que se pue­den hacer, pero en la mayo­ría de los casos tene­mos que espe­rar a que nues­tras hor­mo­nas vuel­van a la nor­ma­li­dad, o tene­mos que vivir con el hecho de que nues­tro cabe­llo adel­ga­zan­te per­ma­ne­ce. Ambos no son diver­ti­dos, pero hay algu­nos con­se­jos para hacer la vida razo­na­ble­men­te sopor­ta­ble.

starker weiblicher haarausfall
Pero, mi cabe­llo no se me cayó, me per­dí el pelo como mecho­nes.

Estas son algu­nas cosas que me hubie­ra gus­ta­do saber al prin­ci­pio de mi pér­di­da de cabe­llo feme­nino:

1. Hable con un médico acerca de sus problemas capilares.

La gran mayo­ría de los casos de pér­di­da de cabe­llo poco des­pués del naci­mien­to sue­len ser hor­mo­na­les, pero esto no siem­pre es el caso. (Aquellos que nun­ca han teni­do hijos deben hablar con un espe­cia­lis­ta tan pron­to como sea posi­ble).

Si usted no cae en este gru­po, la pér­di­da de cabe­llo podría ser cau­sa­da por hor­mo­nas, estrés, cier­tos sín­to­mas de defi­cien­cia de vita­mi­nas, heren­cia, cier­tas enfer­me­da­des o una com­bi­na­ción de los fac­to­res ante­rio­res. (Una ami­ga mía reve­ló recien­te­men­te que su cabe­llo se ade­lan drás­ti­ca­men­te debi­do al estrés duran­te el pri­mer y segun­do año de sus estu­dios de dere­cho).

Pérdida de cabe­llo feme­nino:
Una vez que hayas des­cu­bier­to la cau­sa y sepas si tu con­di­ción es tem­po­ral o per­ma­nen­te, pasa al paso 2, que yo per­so­nal­men­te sen­tí que era un don de Dios.

2. Encontrar una buena peluquería que tenga experiencia en adelgazamiento del cabello entre las clientes femeninos.

Un buen pelu­que­ro vale oro en un momen­to y cada cen­ta­vo extra que pue­de tener que pagar extra. En mi caso, tuve la suer­te de haber ido a una pelu­que­ría supe­rior antes de sufrir mi pér­di­da de cabe­llo, pero otros pue­den tener que mirar a su alre­de­dor.

Mi esti­lis­ta no sólo hizo la mayor par­te de mi cabe­llo exis­ten­te, sino que tam­bién mane­jó muy bien estos moles­tos cre­ci­mien­tos de cabe­llo de recre­ci­mien­to. (Mi cabe­llo de recre­ci­mien­to se man­tu­vo rec­to por un tiem­po, como cer­das peque­ñas, y no se ajus­ta­ba a mi cabe­llo toda­vía exis­ten­te). Además, duran­te todo el cal­va­rio de la pér­di­da de cabe­llo, ella fue increí­ble­men­te ama­ble y soli­da­ria, lo que me lle­va al siguien­te pun­to.

3. Recibir apoyo.

Como men­cio­né ante­rior­men­te, me sen­tí cul­pa­ble por­que esta­ba preo­cu­pa­da por mi pelo pelu­do, pero debe­ría preo­cu­par­me mucho más por mi bebé. Pero la ver­dad es que impor­ta lo que sen­ti­mos acer­ca de nues­tra apa­rien­cia, y que afec­ta a nues­tra auto­es­ti­ma.

Cuando un ami­go (mas­cu­lino) mío pen­só que debe­ría vivir con ello, y que muchos hom­bres habían teni­do que lidiar con él des­de el prin­ci­pio de los tiem­pos, seña­lé que si bien la pér­di­da de cabe­llo pue­de sin duda ser trau­má­ti­ca para muchos hom­bres, toda­vía es mucho más social­men­te acep­ta­ble que un hom­bre pier­da el pelo que para una mujer (pien­se en todos los cal­vos). , hom­bres sexy que deco­ra­ron o tenían el lien­zo): Sean Connery, Patrick Stewart, Taye Diggs, etc. Ahora tra­te de nom­brar a una mujer).

No hay nada de malo en enfa­dar­se por la situa­ción, estar eno­ja­do o frus­tra­do. Un gru­po de auto­ayu­da en línea o inclu­so un ami­go com­pren­si­vo para hablar pue­de ser de gran ayu­da.

4. Deje el mino­xi­dil, vita­mi­nas espe­cia­les o hier­bas, has­ta que hable con un médi­co.

Puede ser ten­ta­dor ser tra­ta­do con uno de estos pro­duc­tos inme­dia­ta­men­te. Sin embar­go, si la pér­di­da de cabe­llo sólo se pro­du­ce des­pués del naci­mien­to, exis­te la posi­bi­li­dad de que su cabe­llo cre­ce­rá de nue­vo com­ple­ta­men­te por sí mis­mo, inclu­so si uno de estos medios fun­cio­na o no — usted no será capaz de atri­buir el recre­ci­mien­to del cabe­llo explí­ci­ta­men­te a uno de estos medios. Y ten­ga en cuen­ta que muchos de estos medi­ca­men­tos, vita­mi­nas y hier­bas no se reco­mien­dan duran­te el emba­ra­zo o la lac­tan­cia.

Es bueno
saber:
Factor Activador del cabe­llo para las muje­res tam­bién se pue­de uti­li­zar duran­te el emba­ra­zo y la lac­tan­cia, así como duran­te la qui­mio­te­ra­pia o tera­pia hor­mo­nal, ya que es en sí mis­mo 100 libre de hor­mo­nas.

Incluso si usted no cae en la cate­go­ría ante­rior, vale la pena dis­cu­tir estas cosas con un médi­co u otro exper­to para ver si podrían fun­cio­nar para usted — así como posi­bles efec­tos secun­da­rios, espe­cial­men­te si usted está toman­do medi­ca­men­tos con o sin rece­ta. (Minoxidil, por ejem­plo, sólo es efi­caz en algu­nos tipos de cal­vi­cie.) Algunos tam­po­co fun­cio­nan en abso­lu­to, por lo que es posi­ble que no solo ten­gas menos pelo, sino que tam­bién ten­gas menos dine­ro al final.

5. No se aver­guen­ce de la pér­di­da de cabe­llo feme­nino.

Tal vez no que­ra­mos admi­tir que exis­te, pero exis­te — la pér­di­da de cabe­llo feme­nino, y es mucho más común de lo que la mayo­ría de la gen­te pien­sa. Afortunadamente, hay cosas que pue­den ayu­darcon la pér­di­da de cabe­llo feme­nino. Deseo que todos los que están en este bar­co ten­gan bue­na suer­te, y si te sien­tes mejor como resul­ta­do, yo tam­bién he ido por este camino y sé lo frus­tran­te que pue­de ser.

Es impor­tan­te recor­dar que todos somos más que nues­tra apa­rien­cia exter­na.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter.

Por favor, lea antes de enviar
He leído y entendido la política de privacidad. Acepto que mis datos y datos se recopilarán y almacenarán electrónicamente para responder a mi consulta. Tenga en cuenta: Puede revocar su consentimiento en cualquier momento para el futuro enviando un correo electrónico a info@factorhair.de .

Factor Hair

No sueñes con un cabello hermoso y saludable. Con Factor Hair Activator puedes abordar el problema en la raíz y activar el nuevo crecimiento del cabello con una tasa de éxito de más del 93%.

Aproveche nuestra fórmula única, cuyo eficacia ha sido probada por estudios clínicos. Consigue un cabello más grueso, saludable y fuerte de lo que jamás creíste posible.

Factorhair 2019 © todos los derechos reservados.

Initiative: Fairness im Handel

Miembro de la iniciativa "Equidad en el Comercio".
Información sobre la iniciativa: https://www.fairness-im-handel.de

Programa de afiliados Webmaster para productos de belleza exclusivos