Protector solar para el cabello

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Sonnenschutz für Haare verhindert  Haarausfall durch Sonnenbrand
El pro­tec­tor solar per­fec­to para el cabe­llo

Demasiado sol pue­de per­tur­bar el cue­ro cabe­llu­do y pro­mo­ver la pér­di­da de cabe­llo. Lejía del cabe­llo al sol, se agrie­ta y que­bra­di­zo. Las que­ma­du­ras sola­res en el cue­ro cabe­llu­do pue­den cau­sar daños gra­ves en los folícu­los y las capas supe­rio­res de la piel. Aquellos que aman su cabe­llo siem­pre deben pro­por­cio­nar sufi­cien­te pro­tec­ción solar en verano.

¿Por qué el sol daña la piel y el cabello?

Durante mucho tiem­po ha habi­do mayor sen­si­bi­li­dad cuan­do se tra­ta de pro­te­ger la piel del cuer­po. Las tasas de cán­cer de piel hablan por sí solas. Sólo unas pocas per­so­nas impru­den­tes y arries­ga­das se expo­nen al sol inde­fi­ni­da­men­te y sin pro­tec­ción.

La radia­ción UV del sol se ha vuel­to más agre­si­va debi­do a los cam­bios en la atmós­fe­ra de la Tierra en las últi­mas déca­das. Nosotros, en par­ti­cu­lar, en Europa Central debe­mos adap­tar­nos. Nuestra pan­ta­lla solar no es tan bue­na por natu­ra­le­za como el tipo humano de piel oscu­ra.

En el caso del cue­ro cabe­llu­do y el cabe­llo, la sen­si­bi­li­dad recién des­cu­bier­ta se detie­ne extra­ña­men­te rápi­da­men­te. Demasiadas per­so­nas toda­vía pien­san que el cabe­llo pro­te­ge­ría el cue­ro cabe­llu­do de las que­ma­du­ras sola­res.
En par­te, eso es cier­to. Sin embar­go, el ápi­ce y los acce­so­rios para el cabe­llo siguen sien­do pun­tos débi­les peli­gro­sos. Si el cabe­llo prin­ci­pal se des­pe­ja, se vuel­ve más del­ga­do o si ya ha falla­do par­cial­men­te, se debe ope­rar la pro­tec­ción solar.

¿Está bus­can­do un buen pro­tec­tor solar para su cara con efec­to anti­en­ve­je­ci­mien­to adi­cio­nal? Biotulin UV30 Daily Skin Protection Cream,la cre­ma pro­tec­to­ra dia­ria que redu­ce adi­cio­nal­men­te las arru­gas!

Pérdida natural del cabello debido al sol y el calor

Además de la pér­di­da de cabe­llo debi­do al sol, hay un aumen­to muy natu­ral de la pér­di­da de cabe­llo duran­te el verano. Si las tem­pe­ra­tu­ras suben, tira­mos el pelo de la cabe­za de los huma­nos, al igual que muchos ani­ma­les.

Especialmente a fina­les del verano, des­pués de cepi­llar­se o pei­nar, pue­de haber más pelo en el cepi­llo de lo que de otro modo es el caso.

En las per­so­nas nor­ma­les, esta pér­di­da natu­ral del cabe­llo esta­cio­nal de la apa­rien­cia gene­ral del esplen­dor del cabe­llo no se nota más.

En el caso de los afec­ta­dos por la caí­da del cabe­llo, por otro lado, lo hacen. Quieren pro­te­ger el últi­mo cabe­llo sobre­vi­vien­te y no per­der­lo por el sol u otros fac­to­res.

Pérdida de cabello debido a quemaduras solares

El cue­ro cabe­llu­do es una de las áreas más sen­si­bles de la piel. Normalmente está cubier­to por el pelo prin­ci­pal y has­ta cier­to pun­to tan pro­te­gi­do de for­ma natu­ral.

Las per­so­nas que usan el cabe­llo afei­ta­do, los enfer­mos de pér­di­da de cabe­llo o por­ta­do­res de cal­vi­cie pue­den tener una que­ma­du­ra solar en el cue­ro cabe­llu­do espe­cial­men­te rápi­da­men­te.

El cue­ro cabe­llu­do no se dore tan fácil­men­te como otras par­tes de la piel. Normalmente, los lla­ma­dos mela­no­ci­tos (célu­las pig­men­ta­rias) pro­te­gen la piel de la luz solar.
El núme­ro de mela­no­ci­tos en la piel varía indi­vi­dual­men­te. En el cue­ro cabe­llu­do y en otras par­tes ocul­tas del cuer­po es sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te más bajo que en los bra­zos, en los hom­bros o en la cara.

Los euro­peos del sur y las per­so­nas de piel oscu­ra gene­ral­men­te tie­nen más pig­men­tos y, por lo tan­to, una mejor pro­tec­ción natu­ral con­tra la expo­si­ción al sol. Los euro­peos del cen­tro y del nor­te, por otro lado, sim­ple­men­te no están hechos para una estan­cia per­ma­nen­te bajo el sol abra­sa­dor. La cabe­za está par­ti­cu­lar­men­te en peli­gro por la inci­den­cia casi ver­ti­cal de los rayos del sol.

La luz solar agre­si­va y la radia­ción UV no se detie­nen en la super­fi­cie de la piel. Penetran en capas pro­fun­das. Allí, pue­den cau­sar daños gra­ves a las célu­las madre. Las célu­las madre lle­van la infor­ma­ción para una reno­va­ción ópti­ma de la piel y las célu­las pilo­sas. El daño en esta área pue­de con­du­cir a per­tur­ba­cio­nes dura­de­ras en el cre­ci­mien­to del cabe­llo y la belle­za del cabe­llo. El cabe­llo exis­ten­te es repe­li­do o se repro­du­ce el cabe­llo infe­rior. En el peor de los casos, los folícu­los cesan su tra­ba­jo por com­ple­to.

Lo mejor de una sola vez

Las que­ma­du­ras sola­res no daña­rán inme­dia­ta­men­te el cue­ro cabe­llu­do y el cabe­llo. Con el fin de cau­sar daños irre­ver­si­bles con la pér­di­da de cabe­llo, el cue­ro cabe­llu­do debe estar expues­to per­ma­nen­te­men­te al estrés extre­mo del sol.

El peli­gro pue­de estar arras­trán­do­se. Una lige­ra que­ma­du­ra solar no cau­sa más que sen­ti­mien­tos de ten­sión en el cue­ro cabe­llu­do. Si la que­ma­du­ra solar no se reco­no­ce como tal y se toma en serio, el estrés con­ti­núa sin obs­tácu­los.

Si te gus­ta estar al aire libre en verano, tener el pelo del­ga­do y la piel cla­ra, siem­pre debes pen­sar en sufi­cien­te pro­tec­ción solar para tu cabe­llo.

Sol y mar – una mezcla peligrosa para el cabello

Además de la radia­ción UV pura, la sal y el agua de clo­ro hacen un buen tra­ba­jo de su cabe­llo y cue­ro cabe­llu­do.

¿Quién no sabe esto, des­pués del baño en el mar los pelos son inusual­men­te lle­nos y aga­rra­dos.
Esto pue­de pare­cer agra­da­ble al prin­ci­pio. Especialmente el cabe­llo del­ga­do se ve más lleno de nue­vo de esta mane­ra. Además, se encuen­tra mara­vi­llo­sa­men­te esti­li­za­do en la cabe­za debi­do a la sal pesa­da y per­ma­ne­ce en for­ma por sí mis­mo.

Pero la sal en el cabe­llo es peli­gro­sa. Elimina la hume­dad de la cabe­za y seca el cue­ro cabe­llu­do. La estruc­tu­ra del cabe­llo es rugo­sa y abier­ta para influen­cias dañi­nas.

Los exper­tos acon­se­jan duchar­se inme­dia­ta­men­te des­pués de bañar­se en agua sala­da con agua dul­ce. Cuando el mar es sal­va­je y a lo lar­go y ancho sin ducha dis­po­ni­ble, un sumi­nis­tro de agua pota­ble en bote­llas de plás­ti­co ayu­da. Cuidado con el agua del gri­fo en los paí­ses del sur. Esto tam­bién se mez­cla con una cier­ta can­ti­dad de clo­ro, espe­cial­men­te duran­te el verano. Por lo tan­to, pre­fie­re uti­li­zar agua pota­ble bara­ta del super­mer­ca­do.

Adiciones de clo­ro y otros pro­duc­tos quí­mi­cos en la pis­ci­na de la piel seca y el cabe­llo tam­bién de una mane­ra des­agra­da­ble. Aquí, tam­bién, el agua cla­ra debe enjua­gar­se tan pron­to como sea posi­ble. Un paque­te hidra­tan­te natu­ral por la noche pue­de poner el cabe­llo estre­sa­do de nue­vo en for­ma.

El mer­ca­do aho­ra ofre­ce una rica selec­ción de cham­pús y apli­ca­cio­nes de cui­da­do espe­cial­men­te para la tem­po­ra­da de vaca­cio­nes. Las sus­tan­cias de cui­da­do pue­den extraer el clo­ro y la sal per­fec­ta­men­te del cabe­llo y enjua­gar­lo. Además, for­man una pelí­cu­la pro­tec­to­ra para evi­tar la pene­tra­ción de sus­tan­cias noci­vas.

Spray de protección solar para el cabello

Los aero­so­les sola­res aho­ra tam­bién están dis­po­ni­bles para el cabe­llo. En prin­ci­pio, los aero­so­les fun­cio­nan igual que otros pro­tec­to­res sola­res. Bloquean en cier­ta medi­da la pene­tra­ción de los dañi­nos rayos UV‑A y UV‑B.

Los aero­so­les están dis­pues­tos de tal mane­ra que se encuen­tran en el cue­ro cabe­llu­do y el cabe­llo como una pelí­cu­la pro­tec­to­ra. En lugar de fil­tros mine­ra­les, estos aero­so­les uti­li­zan sólo fil­tros quí­mi­cos. Las solu­cio­nes mine­ra­les pesa­rían dema­sia­do el cabe­llo.

Los bue­nos pro­tec­to­res sola­res para el cabe­llo no engra­san y no for­man una pelí­cu­la bri­llan­te acei­to­sa. Además, hay pro­duc­tos sólo para el cue­ro cabe­llu­do. Con un tron­co dosi­fi­ca­dor, estos pro­tec­to­res sola­res se apli­can espe­cí­fi­ca­men­te al ápi­ce y los acce­so­rios para el cabe­llo.

Protección solar biológica para el cabello

Aquellos que son sen­si­bles a los aero­so­les quí­mi­cos de pro­tec­ción solar no lo tie­nen tan fácil en este momen­to. Hasta aho­ra, no hay pan­ta­lla solar pura­men­te pro­du­ci­da orgá­ni­ca­men­te sólo para el cabe­llo. En cual­quier caso, sin aero­sol.

Si lo desea, pue­de rociar loción solar bio­ló­gi­ca nor­mal en el cabe­llo y el cue­ro cabe­llu­do. Sin embar­go, los hom­bres y las muje­res deben espe­rar que el caso y la fle­xi­bi­li­dad del cabe­llo cam­bien como resul­ta­do. Con el fin de obte­ner el pro­tec­tor solar de la cabe­za de nue­vo des­pués, este expe­ri­men­to sólo debe hacer­se con aero­so­les sola­res solu­bles en agua.

De lo con­tra­rio, la piel sen­si­ble y los tipos de cabe­llo con pro­duc­tos de cui­da­do espe­cial pue­den limi­tar el daño. Las curas y los paque­tes hidra­tan­tes for­ta­le­cen el cabe­llo y le pro­por­cio­nan mucha bue­na hume­dad.

De lo con­tra­rio, sólo hay una solu­ción para los tipos de natu­ra­le­za sen­si­bles — tapa arri­ba y aba­jo en la som­bra!

Protección solar con sombreros, sombreros y bufandas

Por supues­to, el buen som­bre­ro de sol vie­jo tam­bién pro­te­ge con­tra las que­ma­du­ras sola­res en el cue­ro cabe­llu­do. Pero ten cui­da­do, no todos los mode­los chic y de moda son igual­men­te ade­cua­dos como medi­da de pro­tec­ción en verano.

Los som­bre­ros de malla ancha toda­vía per­mi­ten el paso de dema­sia­da luz solar. La situa­ción es muy simi­lar con tapas o gorras de tela del­ga­da.

Incluso un paño ele­gan­te sólo pue­de per­mi­tir que­ma­du­ras dema­sia­do rápi­do. Bufandas negras, som­bre­ros y som­bre­ros atraen al sol casi mági­ca­men­te.

Cuando el sol esta­lla más o en regio­nes muy calien­tes, sólo los som­bre­ros y som­bre­ros espe­cia­les con pro­tec­ción solar UV segu­ra ayu­dan.

Estos mode­los se pue­den encon­trar en tien­das de alta cali­dad para ropa al aire libre o en muy bue­nos fabri­can­tes de som­bre­ros. Están hechas de fibras natu­ra­les espe­cial­men­te estre­cha­men­te teji­das como algo­dón, lana o lino y pue­den ser recu­bier­tas repe­len­tes al sol.

Un som­bre­ro de sol sin pro­tec­ción UV espe­cial no debe ser des­cui­da­do. Sentado en la pla­ya duran­te horas bajo el sol, el som­bre­ro o una gorra pue­den trans­mi­tir segu­ri­dad enga­ño­sa.

Ein Sonnenhut ohne speziellen UV-Schutz schützt Ihren Kopf nicht vor einem Sonnenbrand uns Haarausfall
Un som­bre­ro de sol sin pro­tec­ción UV espe­cial no pro­te­ge la cabe­za de las que­ma­du­ras sola­res y la caí­da del cabe­llo

Precaución con metal en la cabeza y el sol

Además del color negro, el metal atrae los rayos del sol. Los clips para el cabe­llo con metal, los acce­so­rios en som­bre­ros de sol o gafas con pie­zas metá­li­cas deben ser tabú a alta luz solar.

Las super­fi­cies bri­llan­tes refle­jan y ampli­fi­can la luz del sol. Al mis­mo tiem­po, pue­den gene­rar una ver­da­de­ra ten­sión eléc­tri­ca en la cabe­za. Los pelos son recep­to­res per­fec­tos para estas ten­sio­nes. En el cabe­llo cau­san daño y ponen el cue­ro cabe­llu­do adi­cio­nal­men­te bajo estrés.

Muchos fabri­can­tes de gomas para el cabe­llo y co. aho­ra pro­du­cen sus pro­duc­tos com­ple­ta­men­te libres de meta­les.

Coloraciones, rizadora y estilismo en verano

Aquellos que sufren de pér­di­da de cabe­llodeben abs­te­ner­se de méto­dos de pei­na­do ago­ta­do­res de todos modos. El color quí­mi­co del cabe­llo pue­de ser reem­pla­za­do por pig­men­tos natu­ra­les.

En verano, el cabe­llo sim­ple­men­te se expo­ne a un mayor estrés. El cabe­llo recién colo­rea­do pue­de des­va­ne­cer­se de for­ma poco atrac­ti­va des­pués de tomar el sol. En el agua de la pis­ci­na, las rubias pue­den obte­ner una pun­ta­da ver­de des­agra­da­ble.

Muchos geles para el cabe­llo bara­tos, aero­so­les y pas­tas de pei­na­do pegan los poros para el cabe­llo y el cue­ro cabe­llu­do. En verano y a altas tem­pe­ra­tu­ras, estos pro­duc­tos a menu­do reac­cio­nan de mane­ra muy dife­ren­te que en la tem­po­ra­da más fría. El gel se vuel­ve duro y que­bra­di­zo. El cabe­llo no pue­de sen­tar­se correc­ta­men­te a pesar de la laca para el cabe­llo. Aquellos que com­par­ten estas expe­rien­cias deben dar­le a su cabe­llo un des­can­so de pei­na­do al menos en el verano.

También son estre­san­tes los tra­ta­mien­tos con barras de riza­do, hie­rro de onda, el seca­dor de pelo (si tie­ne que ser, enton­ces mejor soplar borra­dor seco) o inclu­so ondas per­ma­nen­tes.

Los pro­duc­tos natu­ra­les y el cui­da­do orgá­ni­co del cabe­llo son menos estre­san­tes que los pro­duc­tos quí­mi­cos. El verano pue­de ser el mejor momen­to para cam­biar a pro­duc­tos para el cabe­llo tole­ra­bles. El cue­ro cabe­llu­do y el cabe­llo segu­ra­men­te agra­de­ce­rán a su por­ta­dor.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra newsletter.

Por favor, lea antes de enviar
He leído y entendido la política de privacidad. Acepto que mis datos y datos se recopilarán y almacenarán electrónicamente para responder a mi consulta. Tenga en cuenta: Puede revocar su consentimiento en cualquier momento para el futuro enviando un correo electrónico a info@factorhair.de .

Factor Hair

No sueñes con un cabello hermoso y saludable. Con Factor Hair Activator puedes abordar el problema en la raíz y activar el nuevo crecimiento del cabello con una tasa de éxito de más del 93%.

Aproveche nuestra fórmula única, cuyo eficacia ha sido probada por estudios clínicos. Consigue un cabello más grueso, saludable y fuerte de lo que jamás creíste posible.

Factorhair 2019 © todos los derechos reservados.

Initiative: Fairness im Handel

Miembro de la iniciativa "Equidad en el Comercio".
Información sobre la iniciativa: https://www.fairness-im-handel.de

Programa de afiliados Webmaster para productos de belleza exclusivos